Santa Mariña de Augas Santas y Ruta arqueológica de Armea

Santa Mariña de Augas Santas constituye un atractivo conjunto histórico, artístico y paisajístico en el que se mezclan historia, tradición y leyenda. Monumentos, fuentes, árboles y lugares constituyen el lienzo de fondo de una leyenda que sigue viva, enraizada en tres elementos fundamentales: paisaje, piedra y, por supuesto, agua. La  leyenda A tradición nace vinculada […]

Santa Mariña de Augas Santas constituye un atractivo conjunto histórico, artístico y paisajístico en el que se mezclan historia, tradición y leyenda.
Monumentos, fuentes, árboles y lugares constituyen el lienzo de fondo de una leyenda que sigue viva, enraizada en tres elementos fundamentales: paisaje, piedra y, por supuesto, agua.

La  leyenda
A tradición nace vinculada a la existencia y martirio de Mariña, que se resiste a los deseos de un prefecto en la Ciudad de Armea, llamado Olibrio, que utilizó todo tipo de estrategias para vencer su resistencia, incluida la cadena, el juicio y el castigo. Pero nada dio resultado ante la férrea voluntad de la chica, ni el látigo, ni el diablo en forma de dragón…Condenada a morir abrasada en un horno próximo, saldrá viva gracias a San Pedro, que la dejó al lado de un estanque. Finalmente, el prefecto ordenó que le cortaran la cabeza, que fue cortada de un golpe, pero botó tres veces, manando una fuente de cada bote. En el lugar en el que fue enterrada surgió un templo, en el que nadie más fue enterrado.

Daremos un pequeño paseo por la aldea de Santa Mariña de Augas Santas para conocer su iglesia, declarada Monumento Nacional en 1931, y su núcleo urbano, considerado Conjunto Histórico Artístico desde 1963.

Aquí comienza una ruta que recorre todo el conjunto por los lugares que están relacionado con la leyenda de Santa Mariña.

Iglesia de Santa Mariña de Augas Santas es una hermosa iglesia de estilo románico del siglo XIII, en su interior se encuentra la tumba de Santa Mariña. Junto a la iglesia se encuentra el Pazo de Verán do Bispo hoy casa parroquial.

El estanque en donde se mandó decapitar a la santa fue reconstruído en el siglo XIX por orden del Obispo Lago Iglesias, así como la imagen pétrea de Santa Mariña. Otra de las fuentes nacientes por la decapitación se encuentra dentro de la Capela de Santo Tomé, situada también junto a las dependencias parroquiales.

Desde aquí realizaremos una pequeña ruta de unos 2 km de longitud y dificultad baja, rodeados de un espectacular entorno de bosque autóctono por el que pasa el Camino de Santiago. Es realmente una calzada romana, derivación de la Vía XVIII del itinerario Antonino, utilizada desde la Edad Media por los peregrinos que se dirigían a Santiago.

El primer lugar relacionado con la vida de santa Mariña que nos encontramos en nuestro camino es el «Asento da Santa», donde Mariña vigilaba  sus rebaños.

El siguiente punto es sin duda uno de los más misteriosos, el horno » O Forno», del que fue milagrosamente sacada Sta. Mariña por San Pedro se supone un santuario castrexo cristianizado con su gran «Pedra Formosa» adornada con una serpiente.
En el siglo XIV, una dama de la Casa de Figueroa mandó construir encima una iglesia, conocida como basílica de la Asunción, no se llegó a concluir, pero sus muros muestran lo que sería una sencilla iglesia de una nave sobre una cripta de bóveda de ojiva. En la cripta hay laudas sepulcrales medievales, algunas de tradición visigoda.

Continuando la senda llegaremos a una colosal piedra conocida como Penedo da Moura para después dirigirnos a las Piocas da Santa, lugar en donde según la leyenda fue refrescada la Santa por San Pedro después de haber sido quemada en el horno y donde siempre hay agua por muy seco que sea el tiempo.

Una vez allí continuaremos hasta la impresionante  Cibda de Armea, para llegar hasta  otro yacimiento singular   que se conoce como Monte do Señoriño.(Pero de estos dos lugares hablaremos oto día)

Fotos: https://www.allariz.gal/turismo/stamarina-sansalvador/

 

1 comentario

  1. lis

    Me encanta el lugar pues tiene algo mágico te da una paz dificil de encontrar y tiene una calzada romana que te veces en santa mariña y no me contaron la historia, ahora cuando vuelva sabre lo que estoy viendo,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *