La mejor forma de acercarse a la zona de Valdeorras es a través de la N-120

Nuestra primera parada será en A Rúa. La historia de la Rúa, como toda la comarca está ligada a romanización; en ella se fundó la mansión Foro Cigurrurum, cerca del puente que cruzaba el Sil, el puente de la Cigarrosa.

En la Rúa Vella destaca una lápida romana que se conserva en la fachada de una casa situada frente la iglesia de San Estevo. La lápida tiene gran importancia ya que por ella se conoce el topónimo Calubriga, poblado de los Guigurros. Está dedicada a Lucio Pompeyo Reburro Fabro.

Un lugar agradable para el baño y el descanso es A Reza, a orillas del río Sil, es uno de los espacios más anclados en el sentir de los vecinos de A Rúa Vella

El Área Recreativa O Aguillón, en los alrededores del embalse de San Martiño, es un lugar único para disfrutar de la naturaleza.

Desde Fontei, donde destaca su iglesia muy vinculada con la figura de Gaudi, podemos acercarnos al Barranco Rubio, un mirador con vistas de la A Rúa y Petín, el embalse de San Martiño en el río Sil y las grandes extensiones de viñedo.

En Petin la Iglesia Santa María de Mones, Iglesia localizada en un antiguo castro, dominando el valle. De origen románico, lo más peculiar su decoración, en la que se representan grabados identificados con tablas de juego de origen romano.

Muy cerca de A Rúa, Vilamartín de Valdeorras. El mundo del vino y la tradición vitícola está muy presente en el Concello de Vilamartín con viveros, bodegas y elementos etnográficos de gran valor como son las “covas”. Además en este ayuntamiento está la sede del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Valdeorras. Las bodegas se pueden visitar mediante reserva previa y las “covas”, algunas de ellas son visitables cuando celebran su propia fiesta cada año.

Nos desviamos a Córgomo y Valdegodos para ver las explotaciones auríferas al aire libre.

El municipio tiene multitud de pazos, la mayoría de ellos con una arquitectura típica de la zona, en la que resaltaba de forma especial la piedra roja. La visita a los pazos puede ser una interesante ruta, ya que este municipio es el que cuenta con un mayor número de casas blasonadas de toda la comarca. Quizás el más llamativo es el Pazo de Arnado o Castillo de Torre Penela con sus dos torres almenadas y los que se encuentran en Portela.

Por la misma carretera N-120 llegamos al Barco de Valdeorras, tierra de afamado vino y capital de la bisbarra.

Por la OU En el pueblo de O Castro destaca la torre y restos de un antiguo castillo. Para visitarla hay paneles informativos y una estructura metálica en su interior para ascender hasta lo alto, desde donde podremos ver unas fantásticas vistas del valle y del Barco.

El Pazo de O Castro, actualmente un establecimiento hotelero, es una construcción peculiar por su estructura y materiales, destaca la piedra roja, elemento típico de la comarca. En su interior el mobiliario original, así, como diversas colecciones. En el mismo pueblo existen cuevas “covas” para almacenar el vino.

El monasterio de Xagoaza, el edificio original fue propiedad de la orden de San Juán de Jerusalén, tal y como se deduce de la cruz de Malta esculpida sobre la puerta principal de la iglesia de San Miguel, situada junto al cenobio y datada en el siglo XII. En la actualidad es una bodega, que puedes visitar. A su lado una buena zona de descanso y paseo.

Además una senda anexa al monasterio lleva al cauce del arroyo Mariñán que cuenta con bonitas cascadas.

Es visita obligada el Paseo de O Malecón, con una agradable área recreativa a las orillas del Sil.

De otro lado del río se encuentra Viloira, con su agradable plaza y la Casa grande de Viloira donde podremos disfrutar de sus jardines. Muy cerca el mirador sobre un pilar del desaparecido puente de San Fernando que se llevó la riada de 1959.

El mejor mirador de la zona se encuentra en Alixo, se llega en coche hasta el pueblo, y luego hay un pequeño paseo hasta el mirador.

Fervenza de Portomao o da Pincheira, es un sitio para relajarse por completo, dejarse llevar por el sonido del agua y agotar toda una tarde en él. Desde el pueblo de Fervenza, hay sobre 2 o 3 km y está bien señalizado.

No debemos de olvidarnos de la gastronomía de la zona: Botelo, androlla, cocido Valdeorras, empanada de maravallas, torta de chicharrones y como no, sus vinos Denominación de Origen Valdeorras, puedes concertar con la Ruta del Vino de Valdeorras en su página web visitas guiadas a bodegas.

Posibilidad de actividades en el rio Sobradelo hay rutas kayak y rafting

Terminamos el recorrido en Rubiá, aquí se encuentra el Parque Natural Serra de Enciña da Lastra.

Lo primero y para que nos informen bien debemos ir al Centro de Visitantes del Parque que se encuentra en el núcleo urbano de Biobra. Hai rutas fáciles y señalizadas. Es parque natural con gran interés de flora y fauna.

En el parque no podemos perder la oportunidad de visitar aldeas como Oulego, O Robledo, Porto, O Real, Biobra, Covas, Vilardesilva o Pardollán, haciendo una parada para apreciar la belleza de la iglesia de O Real o la ermita de Santo Estevo de Pardollán.

Reconocer alguna de las 25 especies de orquídeas que crecen aquí, la mejor representación del territorio gallego o subir a alguno de los 9 miradores del Parque para disfrutar con las vistas panorámicas: Caprada en Oulego, Alta da Escrita en Biobra, Tanque de Covas o la Portela en Vilardesilva.

Impresionan las formas del desfiladero del Val do Inferno, los Penedos de Oulego o las paredes cortadas a cuchillo por las que discurre el Sil en el estrecho de Covas.

Además en el pueblo de Covas, es posible realizar espeleología gracias a que su terreno calizo contribuye a la formación de grutas o «palas».

En Carballeda de Valdeorras se encuentra el Teixadal de Casaio, es dificil de llegar la caminata es de dificultad alta. Necesario ir con guía. Hay empresas que se dedican a ello.

Casaio explotacion de pizarra. Tienen programación de visitas guiadas, pero ahora está eso en suspenso.

Camino de Santiago que atraviesa la comarca es el Camino de Invierno.