«Os bosques máxicos» de Castro Caldelas

El PR-G 213 es una ruta circular que te adentra en los paisajes que rodean Castro Caldelas. Con dos bucles que suman 20,2 km, su trazado ha sido diseñado para hacerte disfrutar caminando por el patrimonio natural y monumental del que ha sido recientemente reconocido como uno de los pueblos más bonitos de España. Recorre […]

El PR-G 213 es una ruta circular que te adentra en los paisajes que rodean Castro Caldelas. Con dos bucles que suman 20,2 km, su trazado ha sido diseñado para hacerte disfrutar caminando por el patrimonio natural y monumental del que ha sido recientemente reconocido como uno de los pueblos más bonitos de España.

Recorre prados, viñedos, sotos de castaños y bosques en los que el agua fluye por doquier, y conoce la arquitectura popular y religiosa que, en forma de molinos, sequeiros, aldeas tradicionales, caminos de carro o monasterios, ha surgido durante generaciones a su alrededor.

Así pues prepárate, abre tus sentidos, y sigue el camino que te lleva por los bosques mágicos de Castro Caldelas.

1. De Castro Caldelas a Ponte das Táboas (por San Xoan de Camba)

El PR-G 213 consta de dos bucles: uno corto (5,3 km) y otro largo (14,9 km), que convergen en el casco urbano de Castro Caldelas. Puedes recorrer la ruta completa o uno de los bucles. En ambos casos el itinerario es circular, con salida y llegada en Castro Caldelas. Fíjate en las señales para no confundirte con nuestro otro sendero: PR-G 237.

Puedes comenzar la ruta por el bucle corto, subiendo la calle Francisco Pizarro hacia la Iglesia de San Xoan de Camba. A la salida de Castro Caldelas las vistas sobre el castillo, el núcleo de población y su entorno natural son excepcionales.

A la histórica Iglesia de Camba se llega por un bosque de robles. Desde allí un bonito sendero y una corredoira (antiguo camino de carros) llevan al Área Fluvial Ponte das Táboas, pero antes puedes desviarte al Pozo dos Cabalos y la Fonte de Piñeira, de aguas minero-medicinales.

2. De Ponte das Táboas a Castro Caldelas (por la senda fluvial del río Caldelas)

El Área Fluvial Ponte das Táboas es una amplia zona recreativa con merenderos y una piscina represada. Después de cruzarla, la ruta remonta el río Caldelas (antiguo Edo) por su apacible senda fluvial: un estrecho camino entre una hermosa vegetación de ribera compuesta por abedules, alisos, fresnos, sauces y robles.

En este tramo, varios molinos han aprovechado históricamente las rápidas aguas del río Caldelas (antiguo río Edo) para moler el grano. Pasaremos junto al Muíño do Vao y el Muíño do Laberco, éste recientemente restaurado. Con un poco de suerte podremos observar las nerviosas truchas que viven en el río, e incluso las nutrias que las buscan como alimento.

Finalmente, el sendero nos lleva entre viejos castaños y antiguos muros de piedra a completar el bucle corto en la Praza do Prado de Castro Caldelas.

3. De Castro Caldelas al Souto de Poboeiros y San Paio de Abeleda

A continuación puedes realizar el bucle largo, tomando la rúa dos Pilos hacia el Souto de Poboeiros. En este caso, al salir de Castro Caldelas tenemos una vista diferente de la villa, con el castillo y la Iglesia de Santa Isabel despuntando sobre el bosque.

Antes de llegar al Monasterio de San Paio de Abeleda la ruta te lleva entre bosques a recorrer varias aldeas, algunas ya abandonadas. Pasarás por un antiguo sequeiro, construcción en la que se secaban las castañas que se obtenían de los soutos o castañares, y por viñedos que ofrecen hermosas panorámicas sobre este paisaje de la Ribeira Sacra.

Después de la aldea de Valverde puedes desviarte para conocer la pequeña capilla de San Amaro. Más adelante el camino pasa junto al Pazo do Couto, en el lugar del mismo nombre, y de nuevo junto al curso del río Caldelas, por otro molino: el antiguo Muíño do Caneiro.

4. De San Paio de Abeleda a Castro Caldelas

La ruta continua remontando el río Caldelas, del que en ocasiones se aleja para cruzar campos y aldeas. Cerca del puente de Lumeares, con un único arco ojival de 8 metros y origen medieval (siglos XIII-XIV), podemos desviarnos brevemente del camino para contemplar los saltos de agua que forman en el río dos Vaos las Fervenzas do Cachón. A continuación se inicia un recorrido por varias aldeas de la parroquia de Santa Tecla de Abeleda, como Ruxil, con su cruceiro en recuerdo de la antigua capilla de la Virgen de la Luz.

Un tupido bosque de castaños y robles nos lleva a la aldea de Poboeiros, donde podremos ver su iglesia y casa rectoral. Después, la ruta vuelve a internarnos en el Souto de Poboeiros, donde crecen los imponentes castaños centenarios que durante generaciones han dado alimento a los vecinos de estas tierras.

El bucle largo continua así hasta Castro Caldelas.

Más información y track de la ruta: :http://www.castrocaldelas.es/pr-g-213-bosques-maxicos-castro-caldelas/

Fotos y texto: Pagina web Sendeiro Os Bosques Máxicos de Castro Caldelas

Promotor de la ruta: Concello Castro Caldelas

Diseño del trazado: Manuel Rolán Díaz

Diseño web: Bilurico Medio Ambiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *