Bidueiral de Montederramo, naturaleza mágica

Si existen lugares mágicos, el bidueiral es sin duda uno de ellos, pasear por sus sendas se  combierte sin duda una experiencia incomparable. Se trata de un conjunto boscoso de una gran importancia ecológica, integrado en la Red Natura 2000, por ser  uno de los bosques de abedules con vegetación eurosiberiana más al sur de […]

Si existen lugares mágicos, el bidueiral es sin duda uno de ellos, pasear por sus sendas se  combierte sin duda una experiencia incomparable. Se trata de un conjunto boscoso de una gran importancia ecológica, integrado en la Red Natura 2000, por ser  uno de los bosques de abedules con vegetación eurosiberiana más al sur de Europa

En el ayuntamiento de Montederramo, concretamente en la Sierra de San Mamede se sitúa el denominado “Bidueiral de Montederramo” formado por especies de abedules, mezclados con acebos, servales, arándanos y por supuesto, retamas, robles y helechos todo esto acompañado con jabalís, corzos o ciervos, lagartos y lagartijas o murciélagos, gabianes, águilas, búhos, azores.

Los abedules eran numerosos debido a la utilidad de su madera. Esta se ha venido utilizando tradicionalmente en toda la comarca en carpintería y ebanistería, como la fabricación de zocos (los más famosos los de Vilariño Frío) o instrumentos de labranza.

En este bosque también existe una leyenda negra porque fue el escenario preferido por el hombre lobo, Romasanta, para acometer varios de sus asesinatos.
Manuel Blanco Romasanta, conocido popularmente con el apelativo “O do Unto”, llegó a confesar a finales del siglo XIX que por una maldición se convertía en hombre lobo las noches de luna llena. Esto dió origen a leyendas como la del “Home do Saco” o el “Sacamantecas” y todavía queda el recuerdo del hombre lobo recorriendo este bidueiral las noches de luna llena. Se trata del único caso de Licantropía documentado en España.

Existe una ruta de senderismo homologada, el PR-G 182 Ruta do Bidueiral de Gabin. Es especialmente recomendable realizarla en otoño, cuando los colores ocres y rojizos tiñen las hojas de estos árboles.

La «Ruta del Bidueiral» se puede considerar hoy como uno de los paseos más bellos de toda nuestra geografía gallega. Comenzamos la ruta en Montederramo y nos dirigimos hacia la cara norte de la mítica Sierra de San Mamede. Después de 8,9 km llegamos a la encrucijada del «Campo do Casar», un punto desde el cual el camino ingresa al espacio natural «Bidueiral de Montederramo». Ubicado entre la Ribeira Sacra y el Macizo Central de Queixa-Manzaneda, se encuentra este complejo boscoso único, cuya importancia ecológica ha determinado su integración en la Red Natura 2000.

Una hermosa caminata de 9,4 km le permite al excursionista cruzar uno de los «bosques» más espectaculares de Galicia, que alberga importantes muestras de especies nativas (abedules, robles, acebos, avellanos, dosel, pinos silvestres, arándanos, etc.). y una fauna variada (ciervos, jabalíes, liebres, perdices, gaviotas, águilas, azor, búhos, búhos, … etc.).

Admirar las diferentes sombras de los árboles, dependiendo de la estación del año, se convierte en una experiencia incomparable.

 

https://turismo.ribeirasacra.org/es/bidueiral-de-montederramo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *